Servicios


Cirugía de párpados

La cirugía de los párpados o blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión.

Cirugía de orejas

La otoplastia es la cirugía que se realiza para reposicionar las orejas prominentes o “de dumbo” a una posición más normal, más pegadas a la cabeza, o para reducir el tamaño de las orejas grandes. Generalmente, es una cirugía que se realiza en niños entre los 4 y 14 años.



Cirugía de nariz

Denominada Rinoplastía el cual es un procedimiento quirúrgico donde se puede aumentar o disminuir el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o el dorso nasal, afinar las alas nasales, etc. También puede corregir un defecto de nacimiento o un accidente o mejorar un defecto en la respiración nasal.


Cirugía de mentón

El mentón es un punto anatómico muy importante en el rostro. Proporciona a ciertos tipos de cara rasgos de personalidad y de carácter. Defectos notorios del mentón resultan claramente evidentes.






Estiramiento facial

A medida que envejecemos se forman surcos profundos entre la nariz y la boca; las mejillas caen y aparecen alrededor del cuello grasa y arrugas. Un lifting cervicofacial no puede detener este proceso, aunque sí puede hacer parar el reloj, mejorando los signos más visibles del envejecimiento, tensando los músculos de la cara, eliminando el exceso de grasa y redistribuyendo la piel de la cara y el cuello.

Implantes faciales

Los implantes faciales se usan para mejorar el contorno facial. Frecuentemente estos implantes ayudan a dar un balance mas armonioso de forma que se sienta mejor con su aspecto. Hay muchos implantes disponibles, confeccionados con una amplia variedad de materiales. Estos implantes pueden enderezar la línea de la mandíbula, adelantar un mentón o los pómulos, contribuyendo a balancear el resto de la cara.